El lado oscuro de los sponsors de la Copa Mundial Nike y Adidas: Salarios de pobreza

Con la Copa Mundial de fútbol lista para comenzar esta semana, los gigantes de ropa deportiva Nike y Adidas se preparan para ir por el título de la marca de ropa de fútbol más grande del mundo. Ambas compañías están patrocinando a 22 de los 32 equipos de fútbol que compiten por el título. La Copa Mundial es el escenario principal para la creciente competencia en patrocinios y marcas. Sin embargo, mientras millones de personas en todo el mundo se preparan para animar a su equipo favorito durante el evento, un nuevo informe de Éthique sur l'étiquette y Campaña de Ropa Limpia, “Foul Play”, revela que mientras Nike y Adidas pagan cantidades récord a los futbolistas, las trabajadoras de la confección que se hacen las camisas no reciben salarios dignos.

En las últimas décadas, los presupuestos de Nike y Adidas para marketing y patrocinios se han duplicado en valor. En un nuevo contrato récord, el equipo de fútbol alemán recibirá 65 millones de euros (59,5 millones de dólares) por año de Adidas hasta la próxima Copa del Mundo, esta cantidad es tres veces más que lo que recibieron anteriormente en virtud del contrato que expira este año. Por otro lado, el equipo nacional de fútbol francés negoció un acuerdo por 50,5 millones de euros de patrocinio con el gigante deportivo Nike. Sin embargo, aunque Nike y Adidas gastan millones de euros en marketing y patrocinios como grandes partidarios de la Copa Mundial, pagan salarios mínimos a las miles de trabajadoras de la costura que cosen las camisetas y zapatos de los jugadores y seguidores del fútbol.

El lado oscuro de los sponsors de la Copa Mundial Nike y Adidas: Salarios de pobreza

Nike y Adidas gastan millones en patrocinios de la Copa Mundial, pero no le pagan salarios dignos a los trabajadores de la confección

En el nuevo informe “Foul Play”, que se publicó dos años después del informe inicial, las organizaciones destacan que aunque Nike y Adidas gastan más dinero que nunca en patrocinios y marketing, las condiciones de trabajo para las personas que hacen sus productos permanecen tan precarias como siempre. Por ejemplo, al comparar los costes actuales de producción de los zapatos deportivos Nike y Adidas con los de hace 25 años, el precio compartido de cada par de zapatos vendidos ha disminuido en un 30 por ciento desde 1995. Además, a medida que los costes laborales continúan aumentando en China, las marcas de ropa deportiva como Nike y Adidas continúan retirándose a centros de producción de mano de obra más baratos.

Muchas marcas de ropa deportiva han cambiado sus centros de producción a Indonesia, Camboya y Vietnam, donde los costes de mano de obra y producción son más bajos. Sin embargo, estos países reportan un incremento en violaciones a los derechos humanos y los salarios promedio de los trabajadores de la confección se ubican entre un 45 y 65 por ciento por debajo del salario digno, dejando a los trabajadores con fondos insuficientes para satisfacer las necesidades básicas de sus familias y atrapándolos en la pobreza extrema. Por ejemplo, en Indonesia, donde el 80 por ciento de los trabajadores de la confección son mujeres, la mayoría perciben entre 82 euros y 200 euros (95 USD y 235 USD) al mes. Esto ni siquiera cubre las necesidades básicas para vivir una vida decente de acuerdo con los cálculos del Asia Floor Wage, que estima que el salario de subsistencia debería ser de 363 euros (427 USD). Algunas de estas trabajadoras de prendas de vestir ni siquiera ganan el salario mínimo legal.

Ahora los sindicatos y la sociedad civil piden tanto a Adidas como a Nike que garanticen que se paguen salarios dignos en toda su cadena de suministro. El informe revela que si Nike y Adidas hubieran mantenido sus contratos de patrocinio en los niveles del 2012 en lugar de aumentarlos a niveles sin precedentes, ambas compañías habrían ahorrado suficiente dinero para poder pagar salarios dignos durante un año a sus trabajadores ubicados en los principales países de producción China , Vietnam, Indonesia y Camboya. Tanto Nike como Adidas han tenido éxito en el desarrollo de modelos comerciales muy eficientes que han seguido produciendo un crecimiento impresionante durante más de una década. Si bien este modelo genera ganancias cada vez más sustanciales que disfrutan los accionistas de la compañía, estas ganancias no "gotean" hacia los trabajadores de las fábricas, a pesar de las promesas de las marcas.

El lado oscuro de los sponsors de la Copa Mundial Nike y Adidas: Salarios de pobreza

El informe destaca que tanto Nike como Adidas generan ingresos suficientes para poder pagar salarios dignos en sus cadenas de suministro, pero optaron por priorizar otras áreas, como marketing y patrocinios. La Campaña Ropa Limpia y Éthique sur l'étiquette piden a ambas empresas, así como a todas las marcas de ropa deportiva, que creen una hoja de ruta con objetivos para garantizar el pago de un salario digno, ganado en una semana laboral estándar, además de adoptar prácticas responsables en la compra y así permitir el pago de salarios dignos, otra solicitud es publicar los salarios mensuales reales de los trabajadores en sus fábricas proveedoras, y los resultados de las auditorías sociales de sus suministros.

Los sindicatos instan a Nike y Adidas a comenzar con la solución del Protocolo de Libertad de Asociación de Indonesia firmado en 2011 por estas compañías y otras cuatro marcas de ropa deportiva, proveedores y sindicatos que cubre los derechos sindicales de los trabajadores. Las firmas acordaron iniciar las negociaciones sobre los derechos sindicales de los trabajadores y otros dos derechos laborales: salarios y empleo precario, pero en los diez años transcurridos las marcas de ropa deportiva se negaron a continuar el proceso. "Exigimos un nuevo protocolo de salarios", dijo Raja, un sindicalista indonesio en un comunicado. "Las marcas deberían cambiar sus prácticas de compra porque afectan las condiciones laborales. Sabiendo que el costo laboral de una camiseta producida en Indonesia es apenas del 1 por ciento del precio, me parece lógico que el coste de la mano de obra se pueda incrementar un poco, ¿no?, pero hasta ahora las marcas de ropa deportiva se niegan a participar."

FashionUnited ha contactado a Adidas y Nike para obtener comentarios adicionales.

Este artículo fue escrito originalmente para FashionUnited.uk. Traducido y editado por Alicia Carrasco.

Foto 1: Campaña Ropa Limpia

Foto 2 y 3: Nike, Copa del Mundo 2018