Los Ángeles - La celebración anual de La Semana Positiva se llevó a cabo del 8 al 12 de octubre en el Hotel Café Royal en Londres. Importantes voces de la industria del lujo se reunieron para celebrar los cambios generados en torno a la sostenibilidad.

La séptima entrega de la Semana Positiva ha finalizado con éxito, los representantes de las diferentes marcas coincidieron en que la sostenibilidad es la nueva manera de hacer negocio y la única forma de avanzar hacia el futuro, tal como ha sido señalado en un comunicado oficial.

En el evento contó con dos paneles, los cuales fueron moderados por la Directora de WWD de la Oficina de Londres, Samantha Conti y la Directora de Sostenibilidad para el Grupo Selfridges, Daniella Vega. En las actividades se pudo discutir el significado del lujo en esta época y cómo las marcas deberían estar satisfaciendo al consumidor moderno a través de las demandas de transparencia, confianza y calidad.

La directora ejecutiva y Co-Fundadora de Positive Luxury, Diana Verde-Nieto se ha referido al 2018 como un año de transformación donde la transparencia ha tomado el protagonismo. Por otro lado, Mark Ferguson, socio y director de información de Generation Investment Management ha explicado que es el momento ideal para que las empresas hagan una inversión a largo plazo con la finalidad de incorporar la sostenibilidad “…estamos saliendo de la fase de lavado verde y ahora estamos entrando en la fase de conexión con los consumidores, empleados y las inversiones seguirán más adelante”.

Para Janice Lao, responsable corporativa y de sostenibilidad de los hoteles de Hong Kong y Shanghai las empresas deben construir la sostenibilidad como parte de su marca y no como un mensaje separado.

Positive Luxury reúne a las firmas que han actuado con una visión sostenible, a través de la marca interactiva Butterfly con la finalidad de que los consumidores puedan reconocer de manera transparente su labor.