Burberry resiste: rebote en China y bajada (solo) del 3 por ciento

Madrid – La afamada firma británica Burberry acaba de hacer públicos sus resultados preliminares respecto de su último ejercicio fiscal. Periodo de 52 semanas finalizado el pasado 28 de marzo de 2020, que la compañía ha logrado cerrar con apenas una bajada del -3,19 por ciento en su volumen de ingresos. Que pasan de los 2.720 millones de libras obtenidos en 2019, hasta los 2.633 millones de libras (2.935,94 millones de euros) obtenidos a lo largo de este último ejercicio fiscal.

“Durante el periodo ante del Covid-19, estábamos registrando un increíble aumento de nuestra marca y de la demanda de nuestros productos, con un volumen de ventas que se situaba incluso por encima de nuestras expectativas”, se ha encargado de indicar Marco Gobbetti, director ejecutivo de Burberry, a través de un comunicado. “Pero desde entonces, la emergencia sanitaria mundial ha terminado ejerciendo un profundo impacto en todo el mundo, también en nuestra industria y en Burberry, aunque estoy tremendamente orgulloso de la manera en la que hemos respondido”. “Hemos adoptado rápidamente medidas con las que intentar mitigar el impacto financiero sobre nuestro modelo de negocio, al tiempo que priorizábamos en garantizar la seguridad y el bienestar de nuestros trabajadores y clientes”.

En cuanto a los aspectos concretos de su situación financiera, Gobbetti destacaba que la compañía cuenta con un “sólido balance y con liquidez”, así como con “el margen necesario para las inversiones llegado el momento en el que los mercados se recuperen”. Del mismo modo, “hemos encontrado nuevas formas con las que fortalece nuestras conexiones con los consumidores, a través de nuestra posición líder en digitalización”. “Llevará un tiempo recuperarnos”, añadía Gobbetti, “pero nos sentimos muy alentados por el fuerte rebote que estamos empezando a experimentar en algunas partes de Asia, y estamos bien preparados para sortear este periodo. Ahora, más que nunca, es clave nuestra estrategia para asegurar nuestra posición dentro del sector de la moda-lujo”.

Ligera bajada del 3 por ciento en el volumen de ingresos

Entre los aspectos más destacados de este último ejercicio fiscal completado por la multinacional británica, la compañía destaca esa bajada del -3,19 por ciento en su volumen de ingresos, que pasan de los 2.720 millones de libras de 2019, hasta los 2.633 millones de libras con las que logra cerrar el ejercicio a fecha del 28 de marzo de 2020.

Poniendo atención al comportamiento experimentado en sus diferentes canales de negocio, todas ellas bajan ligeramente como consecuencia del parón experimentado durante la última parte del ejercicio. Así, el área de retail de la multinacional pasa de generar 2.186 millones a 2.110 millones de libras, reflejo de unas ventas comparables que lograban situarse en un crecimiento del +4 por ciento durante la primera mitad del año, pero que caían hasta el -9 por ciento durante la segunda. Bajada que llegaba impulsada como consecuencia de la abrupta bajada del -27 por ciento experimentada durante el último cuarto trimestre de este ejercicio fiscal.

En cuanto al área “wholesale” de su modelo de negocio, esta ha pasado de generar 488 a 476 millones de libras. Mientras que a través de sus licencias, la compañía ha logrado obtener un millón de libras adicionales, pasando de los 46 a los 47 millones.

Perspectivas para 2021: rebote en Asia y un escenario incierto

Tras lograr demostrar mayor resistencia que algunas de sus competidoras durante este duro escenario repleto de incertidumbres, Burberry se adentra en su nuevo ejercicio de 2021 con un sólido balance de 887 millones de libras en efectivo. Montante entre el que se incluyen los 300 millones de libras del crédito revolvió RCF solicitado por la compañía el pasado mes de marzo.

A pesar que desde la multinacional aseguran estár comenzado a experimentar un fuerte rebote del volumen de sus ventas en Asia, con China Continental y Corea por encima de las cifras de negocio experimentadas durante el año anterior, la compañía se mantiene prudente y rechaza el poder adelantar un pronóstico fiable de cara al ejercicio de 2021.

“No estamos en condiciones de proporcionar una orientación clara sobre el ejerció fiscal de 2021 en este momento, ya que actualmente es difícil poder predecir cual será el curso de la pandemia y las consecuencias económicas que generará a largo plazo”. “Aún así”, adelantan desde Burberry sobre la situación actual en la que se encuentra la multinacional, “actualmente tenemos el 50 por ciento de nuestra red de tiendas cerradas, y esperamos que nuestro primer trimestre (que finalizará el próximo mes de junio de 2020) se vea gravemente afectado por el cierre de las tiendas, que probablemente se mantendrán cerradas durante la mayor parte del trimestre”.

Con todo ello, “confiamos en la fortaleza de la marca Burberry y nos alienta la recuperación que estamos experimentando en la China Continental y en Corea, con unas ventas acumuladas en ambos mercados desde principios del mes de abril muy superiores a las del año anterior”.

Teniendo esto en cuenta, desde Burberry adelantan que “a medida que las restricciones gubernamentales disminuyen en todo el mundo, es probable que los consumidores en distintos mercados respondan de manera distinta, con los clientes vinculados al ‘travelling’ tardando más en volver”. “Como resultado de todo ello, podría llevar cierto tiempo que la industria del lujo pudiera recuperar sus niveles precrisis”.

Como consecuencia de esa incertidumbre, desde Burberry ya han desarrollado una serie de iniciativas encaminadas a mitigar riesgos y reducir costes en base a “diferentes escenarios de recuperación” elaborados a partir de “pronósticos científicos, epidemiológicos y económicos”. “Además”, destacan, “hemos reforzado nuestra gestión del inventario y ajustado nuestra necesidad de efectivo” con la decisión de poder “aprovechar las oportunidades que aparezcan una vez los mercados se recuperen”. “Nuestro objetivo es garantizar que la empresa mantenga suficiente liquidez incluso en un periodo especialmente prolongado de cierres importes de tiendas”, al tiempo que “administrarla de una manera eficiente y flexible, manteniendo el control del gasto y asegurando el valor añadido a largo plazo de la marca Burberry”.

Photo Credits: Burberry.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO