Capri (Michael Kors) cierra el año con pérdidas de 223 millones y adelanta una caída del 70 por ciento

Madrid – La multinacional estadounidense Capri Holdings Limited, matriz de las firmas de moda-lujo Michael Kors, Versace y Jimmy Choo, daba a conocer en el día de ayer su balance final respecto de su último ejercicio de 2019/2020. Periodo finalizado el pasado 28 de marzo de 2020, durante el que la compañía experimentó un incremento de sus ingresos un +6 por ciento, hasta los 5.551 millones de dólares (4.925,7 millones de euros), a pesar de los difíciles retos a los que ha debido de hacer frente, al igual que el resto de las empresas, durante estos últimos meses como consecuencia de la pandemia por coronavirus. Virus que ha iniciado una dura crisis económica de escala global, que empezó ya a reflejarse en el último cuarto trimestre de la multinacional, provocando como consecuencia una caída de los ingresos que llegó a situarse en el -11,3 por ciento respecto de los datos obtenidos durante el mismo periodo del año anterior. Circunstancias que finalmente han logrado lastrar el balance anual de la multinacional, hasta llevarla a reflejar unas pérdidas netas por valor de -223 millones de dólares (197,88 millones de euros), frente a los 543 millones de beneficio neto con los que cerraba su ejercicio del pasado año.

“Estos son sin duda unos tiempos inciertos, y sin precedentes, en los que el COVID-19 ha logrado impactar de una manera dramática en todo el mundo”, explicaba John D. Idol, presidente y director ejecutivo de Capri, mediante un comunicado. Misiva de la que se servía para solidarizarse con todos los afectados por el virus, así como para agradecer el trabajo desempeñado por los propios trabajadores de la empresa, “especialmente ahora que reabrimos nuestras tiendas y emprendemos la vuelta a nuestras oficinas”. “También me gustaría expresar mi más sentido pésame a las personas, familias y comunidades que se han visto afectadas por las trágicas e injustas muertes de George Floyd y Rayshard Brooks, así como de las innumerables víctimas que los han precedido”, añadía Idol, al tiempo que apuntaba a que en su oposición “al racismo, la discriminación y cualquier tipo de violencia”, la compañía está trabajando para impulsar “un cambio positivo a largo plazo” que comenzará con “importantes iniciativas dentro de Capri”.

Abordando ya los aspectos esencialmente económicos, el CEO de la multinacional apuntaba como “antes del impacto del Covid-19, nuestras perspectivas de beneficios por acción se situaban en línea con nuestras expectativas”. Algo que sustancialmente cambió con la irrupción del coronavirus. Aunque, “si bien esperamos que el año fiscal de 2021 se vea significativamente afectado por los efectos del virus, nos sentimos alentados a medida que reabrimos nuestras tiendas a nivel mundial, con un aumento de los ingresos que están superando nuestras expectativas”. Por ello, “manteniendo la mirada puesta en el futuro, planeamos continuar ejecutando nuestras iniciativas encaminadas al crecimiento. Seguimos confiando en las oportunidades a largo plazo para cada una de nuestras marcas de lujo, y creemos que Capri Holdings está en posición de poder continuar con su trayectoria de crecimiento en el año fiscal 2022”.

551 millones de dólares en pérdidas en el cuarto trimestre

Entre los datos más destacados de este último año fiscal, la compañía ha logrado terminar el ejercicio con unos ingresos totales por valor de 5.551 millones de dólares (4.925,7 millones de euros), frente a los 5.238 millones generados el año anterior. Una subida del +5,97 por ciento, que se vio reflejada en un aumento de su beneficio bruto. Que experimenta una subida del +2,86 por ciento, tras pasar de los 3.180 a los 3.271 millones de dólares (2.902 millones de euros). Unas buenas cifras de crecimiento que sin embargo no han impedido que como resultado final la compañía refleje unas pérdidas netas por valor de -223 millones de dólares (197,88 millones de euros), frente al beneficio obtenido el año anterior por valor de 543 millones de dólares. Una brusca caída que sin duda ha venido impulsada por las pérdidas por -551 millones generadas durante el último cuarto trimestre del ejercicio.

Ante estas circunstancias, y con el objetivo de garantizar su liquidez y la viabilidad de la empresa, como respuesta a la pandemia la multinacional ha llevado a cabo, entre otras acciones, una reducción de sus gastos operativos cercana a los 500 millones de dólares; o la suspensión de los últimos 400 millones de dólares destinados a su último programa de recompra de acciones. Todo ello al tiempo que, este mismo 25 de junio, lograba modificar las condiciones de su línea de crédito revolving por valor de hasta 230 millones de dólares. Lo que conducirá a la empresa, según sus estimaciones, ha afrontar el primer trimestre de este nuevo ejercicio fiscal con cerca de unos 1,1 mil millones de dólares en liquidez, y otros 1,8 mil millones de dólares en líneas de préstamos pendientes.

Perspectivas de futuro: caída del 70 por ciento para el primer trimestre

De cara a esta “nueva normalidad”, y a medida que va recuperándose paulatinamente la demanda entre los consumidores, especialmente en China, como consecuencia de los cierres temporales llevados a cabo en sus tiendas durante este primer trimestre de su nuevo ejercicio 2020/2021, la compañía estima terminar experimentando en dicho periodo una caída aproximada del 70 por ciento de los ingresos. No atreviéndose, por ahora, a facilitar mayor orientación para el resto del ejercicio, debido a la incertidumbre que “todavía rodea a la pandemia, a los fundamentos macroeconómicos y al turismo”. Factores que hacen que “nuestros resultados financieros y operativos no puedan estimarse con fiabilidad en este momento”.

Tras haber logrado superar los meses más duros —esperemos— de esta terrible pandemia, la multinacional cuenta en estos momentos con aproximadamente el 90 por ciento de su red comercial ya operativa. Un porcentaje que, por regiones, se sitúa en torno al 70 por ciento de sus 455 tiendas en América; del 98 por ciento de sus 316 tiendas en EMEA (Europa, Oriente Próximo y África); y del 98 por ciento de sus 500 tiendas en Asia.

Photo Credits: Cortesía de Capri Holdings Limited.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO