Madrid- El grupo editorial norteamericano Condé Nast, dueño de cabeceras tan conocidas como Vogue, Vanity Fair, Architectural Digest, GQ o Traveler, acaba de anunciar que cancela la edición italiana de su revista Glamour. Finalizando con el anuncio tanto la impresión mensual de la revista, como todas las actividades ligadas a su edición digital. Siendo el último número del magazine el que se publicará el próximo 3 de diciembre, correspondiente a los meses de diciembre y enero.

“El objetivo principal de Condé Nast es innovar y pensar en el futuro. Y mi principal preocupación ahora es precisamente esa, cómo crear productos capaces de acompañar a nuestro público en el futuro”, se ha encargado de señalar Fedele Usai, director ejecutivo de Condé Nast Italia, a través de un comunicado difundido por el medio estadounidense wwd. Añadiendo que las principales inversiones que está realizando en estos momentos la compañía van dirigidas a las áreas de innovación tecnológica y al desarrollo de nuevas plataformas digitales más eficientes. “En un escenario como el actual, debemos tomar decisiones difíciles, como lo es el cierre de una cabecera tan histórica como Glamour. Precisamente una revista dirigida a un público que, ahora y todavía más en el futuro, está accediendo a los contenidos de una manera muy diferente a como lo hacía en el pasado”.

Lanzada en Italia hace ahora 27 años, el equipo de la revista contaba con 10 periodistas y estaba liderado por la editora en jefe Alessandra Pellegrino. Tal y como se encarga de recoger el mismo wwd, Condé Nast no habría especificado en qué situación pasarían a encontrarse los trabajadores de la revista, mientras que fuentes cercanas señalan que 9 de los 10 editores que actualmente trabajan para Glamour no serán incorporados a las otras publicaciones que la compañía mantiene en Italia.

Las revistas impresas, ¿un canal agotado?

Parece que no corren buenos tiempos para las revistas impresas, y que el futuro del consumo de contenidos no hay duda de que camina ha pasado agigantados hacia el cada vez más copado canal digital.

Hace ahora poco más de un año, Condé Nast ya anunciaba que detenía las ediciones impresas de Glamour en Estados Unidos y México para centrar sus esfuerzos en sus ediciones digitales. Un anuncio que se sumaba al realizado poco antes por una de sus principales competidoras, el grupo editorial Hearst. Que ya había mostrado sus intenciones por restringir los números impresos de su revista “Seventeen”. Ha estos anuncios le seguiría este mismo mes de septiembre de 2019, la noticia de que la también icónica Marie Claire dejaría de distribuir una versión impresa de la revista en el mercado británico, tras 31 años publicándose de manera ininterrumpida en Reino Unido.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO