Fast Retailing (Uniqlo) lanza un “profit warning” tras una caída en las ventas del 39 por ciento

Madrid – El grupo japonés Fast Retailing, matriz entre otras de las marcas de moda GU, Theory, Helmut Lang, PLTS y de la internacionalmente conocida Uniqlo, daba a conocer en el día de ayer sus resultados financieros respecto del tercer trimestre de su actual ejercicio fiscal. Periodo finalizado el pasado 31 de mayo, durante el que la compañía logró generar unos ingresos por valor de 336.400 millones de yenes (2.791,45 millones de euros). Cifra que representa una bajada del -39,4 por ciento respecto de la obtenida durante su ejercicio anterior, y que terminó reflejándose en un beneficio bruto por 174.400 millones de yenes (1.447,17 millones de euros), que dejaba finalmente a la multinacional en situación negativa, registrando unas pérdidas totales durante este último trimestre por un total de -9.800 millones de yenes (81,32 millones de euros).

Como principal causa de estos malos resultados, la multinacional apunta a la difícil situación sobrevenida a raíz de esta pandemia por coronavirus. Brote que ha lastrado de manera considerable el volumen de ingresos y de beneficios de la multinacional en lo que lleva de ejercicio, hasta el punto de situarlos en estos primeros 9 meses de su actual ejercicio fiscal en valores de los 1.544,9 billones de yenes en ingresos (12.819 millones de euros) y en los 90.600 millones de yenes de beneficio (751,80 millones de euros). Cifra esta última que representa una bajada del -42,9 por ciento respecto a la recogida durante el mismo periodo del pasado año.

Caída de ingresos y de beneficios en todos los mercados

Entrando en los pormenores arrojados desde Uniqlo, principal cadena del grupo, en relación a su situación en Japón —su principal mercado—, la compañía registró una brusca caída de ingresos y de beneficios durante el tercer trimestre. Periodo durante el que las ventas en sus tiendas disminuyeron hasta un -34 por ciento, principalmente como causa del cierre temporal de un total de 311 establecimientos. Una circunstancia que contribuyó a mitigar su canal de ventas online, donde registró un incremento de las ventas del +47,7 por ciento. Circunstancias que finalmente arrojaban unos ingresos de Uniqlo, en Japón, de 135,2 mil millones de yenes (1.121 millones de euros) (-35,5 por ciento) y un beneficio operativo de escasamente 7,5 mil millones de yenes (62 millones de euros) (-74 por ciento).

Ya en cuanto a la situación de su negocio internacional, al igual que le ocurría en Japón, Uniqlo registraba una fuerte caída del -45 por ciento de sus ingresos, hasta los 132,2 billones de yenes (1.097 millones de euros), así como de su beneficio operativo. Valor este último que finalmente arrojaba unas pérdidas de -1.400 millones de yenes (11,62 millones de euros), frente a los beneficios de 36.300 millones de yenes registrados durante el mismo tercer trimestre de 2019.

“El rendimiento de la compañía estuvo muy por debajo de lo estimado”, explican desde Fast Retailing, “debido a que muchas tiendas cerraron temporalmente a partir del mes de marzo a causa del Covid-19 y la reapertura de las operaciones en el área internacional de Uniqlo se produjo más tarde de lo previsto originalmente”. “En los tres mese de marzo a mayo de 2020”, continúa explicando la multinacional, “todos los mercados informaron de grandes caídas en ingresos y beneficios como resultado del Covid-19, mientras que las ventas en comercio electrónico crecieron fuertemente gracias a los esfuerzos dirigidos a fortalecer el marketing digital y ha expandir los servicios de entrega gratuita en todo Uniqlo”.

Profit Warning sobre ingresos y beneficios como consecuencia de los efectos del coronavirus

De cara a lo que resta de su actual ejercicio de 2020, la multinacional ha lanzado un profit warning revisando a la baja sus estimaciones en ingresos, que recorta ahora en 100 mil millones de yenes (829,80 millones de euros), y sobre su beneficio operativo. Que del mismo modo recorta en 15 mil millones de yenes (124,47 millones de euros) respecto de los datos que adelantaba el pasado mes de abril. Ajuste que por parte de la multinacional se justifica en los malos resultados, peores de lo estimado, en este último tercer trimestre, así como en esa reapertura tardía de Uniqlo en los mercados internacionales. Apuntando a que sin embargo el beneficio empresarial, “un buen indicador de la rentabilidad de las empresas”, se mantiene sin cambios en su previsión inicial de terminar el año en los 150.000 millones de yenes (1.244,70 millones de euros).

Como resultado, Fast Retailing espera culminar este ejercicio el próximo mes de agosto de 2020 con unos ingresos consolidados de 1.990 billones de yenes (16.513 millones de euros), un -13,1 por ciento menos que en su ejercicio anterior; con un beneficio comercial de 150.000 millones de yenes (1.244,70 millones de euros), con una bajada del -43,3 por ciento; con un beneficio operativo por valor de 130.000 millones de yenes (1.078 millones de euros), que representaría una caída del -49,5 por ciento; y finalmente con un beneficio atribuido de 85.000 millones de yenes (705,33 millones de euros), cifra que representaría una caída del -47,7 por ciento frente al beneficio por valor de 158.600 millones de yenes (1.316 millones de euros) que registraba en 2019.

Considerada como una de las multinacionales más importantes del sector textil y de la moda, Fast Retailing es matriz de las marcas de moda Uniqlo, GU, Theory, Helmut Lang, PLTS, Comptoir des Cotonniers, Princesse tam tam y J Brand. Partes integrantes de un modelo de negocio con el que la multinacional japonesa logró generar, durante su pasado ejercicio de 2019, un volumen de ventas por valor de 2,29 trillones de yenes, unos 19.604 millones de euros.

Photo Credits: Uniqlo.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO