• Inicio
  • Noticias
  • Empresas
  • JD Sports se lamenta de un Brexit “peor” de lo esperado y apunta a la construcción de un centro de distribución en la UE

JD Sports se lamenta de un Brexit “peor” de lo esperado y apunta a la construcción de un centro de distribución en la UE

Por Jaime Martinez

10 de febrero de 2021

Empresas

Madrid – A medida que comienzan a asentarse y a entrar en funcionamiento los nuevos acuerdos que en materia comercial alcanzaron la Unión Europa y el Reino Unido, en el marco de las negociaciones por el Brexit dirigidas a finalizar la desconexión del país de los organismos de control de la UE, son más que numerosos los grupos y entidades británicas que han salido a cuestionar los beneficios que terminarán repercutiendo para las islas su salida de la Unión. Encontrándose entre los últimos responsables empresariales que abiertamente han entrado a denunciar los nefastos efectos que el Brexit no ha hecho más que comenzar a ejercer sobre la economía británica, y en concreto sobre la compañía que dirige, Peter Cowgill, presidente ejecutivo de JD Sports. Empresa especializada en el sector de la moda urbana y deportiva y una de las mayores compañías del retail británico, matriz de un amplio portafolio de firmas y cadenas entre las que encontramos desde gimnasios a nombres tan conocidos como JD Sports, Size?, Sport Zone, la cadena de tiendas multimarca Scotts o Sprinter.

Así pues, y sin ningún atisbo de dudas, Cowgill no dudaba en confesar que el Brexit está resultando ser “considerablemente peor” de lo que ya se temía. Alertando del mismo modo a que la alta burocracia que ha pasado a regir los procesos comerciales entre la Unión Europea y las islas británicas tras la salida del país de la Unión, así como los continuos retrasos que la misma provoca, están ya generando unos costes adicionales en valores de millones de libras en un rango de los “dos dígitos”.

Puerta abierta a un futuro centro de distribución en la UE que acarrearía la creación de 1.000 puestos de trabajo directos

Ante el incremento de los costes y esa abrupta caída de las ventas y del consumo que ha traído consigo esta pandemia por coronavirus, todo hace indicar que el entorno se pone especialmente cuesta arriba para las compañías de moda-retail británicas. Unas difíciles circunstancias frente a las que de JD Sports no descarta responder, tal y como se encargaba de anunciar el propio Cowgill a lo largo de unas declaraciones a la BBC, con la construcción de un nuevo centro de distribución en suelo de la Unión Europea.

De construirse finalmente, el centro permitiría a la compañía tanto agilizar las entregas a sus millones de clientes en territorio continental como el no tener que hacer frente a los gastos de importación de sus productos. Una serie de ventajas que no lo resultarían tanto para la estructura de la compañía en territorio británico. Donde pasaría a tener que reducir la capacidad de su actual centro de distribución en la localidad de Rochdale, a las fueras de Manchester, pero que no terminaría por cerrar sus puertas, aseguraba Cowgill, para no obstante pasar a desviar la mayor parte de su actividad a ese futuro centro construido en algún país, todavía por determinar, en territorio comunitario. Unas instalaciones para las que el presidente ejecutivo de JD Sports estimaba que la compañía tendría que llegar a emplear a cerca de unos 1.000 trabajadores.

Para defender estas posiciones, Cowgill señalaba abiertamente a que no existe un verdadero acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Reino Unido. Denunciando en este sentido que todos los productos que JD Sports importa desde Asia Oriental generan una serie de aranceles cuando se distribuyen entre las tiendas del Grupo situadas en Europa.

“Realmente creo que no se pensaron lo suficiente”, explicaba Cowgill en relación a unas medidas sobre “el libre comercio y la libre circulación que no se han hecho realidad”. “El nuevo sistema y los trámites burocráticos simplemente ralentizan la eficiencia”. “La libertad de movimientos y los obstáculos son bastante difíciles de sortear en este momento”, añadía, y “no veo que el papeleo regulatorio vaya a aliviarse y a ser mucho más fácil a corto plazo”. Es por ello que la apertura de un gran centro de distribución en Europa continental “tendría mucho sentido” en términos económicos, valoraba Cowgill.

Esta apertura no obstante, y tal y como ya señalábamos, “significaría la transferencia de una serie de puestos de trabajo a Europa”, adelantaba el directivo lo largo de unas declaraciones de las que igualmente hacía uso para alertar a todo el Reino Unido del ajuste que necesitará aplicar sobre las tarifas comerciales y los alquileres de sus “High Street”. Unas calles comerciales que, estima el ejecutivo de JD Sports, deberán ajustar sus ratios a la baja tanto como consecuencia del Brexit como de los efectos de la pandemia por coronavirus y los cambios en los modos de compra y de tendencias que ha terminado trayendo consigo. “Es economía básica”, señalaba Cowgill, “las ventas en el canal físico se están volviendo antieconómicas”.

En contra de las restricciones a la actividad comercial

En una situación similar a la vivida en un buen número de países y regiones del mundo, entre ellos España, desde Reino Unido han venido decretando como consecuencia de la pandemia por coronavirus una serie de limitaciones y cierres sobre la actividad y los operadores comerciales en el país. Unos extremos ante los que Cowgill se ha mostrado abiertamente crítico con el Gobierno británico desde el inicio, señalando como una incongruencia el que las tiendas de ropa no pudieran abrir sus puertas a diferencia del resto de establecimientos catalogados como de “primera necesidad”. Unas limitaciones que en último término han permitido a los supermercados vender prendas de ropa mientras que el resto de las tiendas debían permanecer con sus puertas cerradas.

“Algunos minoristas catalogados como de primera necesidad se han estado aprovechando de la medida para vender ropa, mientras que los minoristas de ropa tenían que permanecer cerrados”, detallaba Crowgill a la misma BBC, sobre una realidad fruto de una postura que no dudaba en calificar como de algo “descabellado”.

Durante su último ejercicio completado de 2019, finalizado el pasado 1 de febrero de 2020, JD Sports logró aumentar sus ingresos un +30 por ciento hasta generar unas ventas totales por valor de 6.110,8 millones de libras (6.975,8 millones de euros). Sirviéndose para ello de una amplia red comercial integrada, a fecha de 1 de agosto de 2020, por 19 portales locales de comercio online y 2.448 establecimientos de venta físicos.

Photo Credits: JD Group, página oficial.