(Publicidad)
(Publicidad)

La diseñadora italiana Laura Biagiotti, coronada como "la reina de la cachemira" por el diario New York Times, murió en la madrugada del viernes en Roma a los 73 años tras un paro cardíaco ocurrido el miércoles, anunció su empresa en Twitter.

"Gracias por todo mi querida mamá, para siempre juntas", tuiteó su hija Lavinia, vicepresidenta del Grupo Biagiotti.

El fallecimiento tuvo lugar poco antes de las 03H00 locales (01H00 GMT), después que los médicos hubiesen declarado su muerte cerebral el jueves por la noche, precisó la agencia de noticias AGI.

Biagiotti, una de las primeras diseñadora que desfilaron hace casi 30 años con sus colecciones en China, figuraba también entre los creadores italianos que conquistaron la ex Unión Soviética con un memorable desfile en el Gran Teatro del Kremlin en Moscú.

En una entrevista en 2015 con ocasión de sus cincuenta años de carrera, Biagiotti confesó que gracias a esas experiencias había entendido el poder que tiene la moda en el cambio de las sociedades.

"En China, en 1988, sentimos que después de tantos años de estar todos vestidos igual, unificados y estandarizados, tanto los hombres como las mujeres deseaban expresar con sus trajes su propia individualidad", explicó al diario económico Il Sole 24 Ore.

En esa entrevista hizo hincapié también en el impulso positivo que representan "internet y las redes sociales" para la comunicación y la creatividad.

La diseñadora comenzó su carrera en Roma en 1965 en el taller de su madre, Delia, con la que empezó a colaborar para grandes empresas, entre ellas Alitalia, Roberto Capucci, Rocco Barocco.

En 1972 lanzó en Florencia la primera colección con la firma "Laura Biagiotti". Junto con los diseñadores Gianfranco Ferrè y Ottavio Missoni, decidieron en esos años trasladarse de Florencia a Milán, contribuyendo a transformar la capital económica de Italia en uno de los grandes centros mundiales de la moda.

Desde 1980 residía en un castillo del siglo XI cerca de Roma. Laura Biagiotti financió la restauración de muchos edificios históricos en Italia y cada año lanza más de 70 colecciones de ropa y accesorios.

El Grupo Biagiotti se enorgullece de utilizar cerca de 50.000 kilos de cachemira al año para sus elegantes prendas. (AFP)