Chanel celebra en París su primer desfile tras la muerte de Lagerfeld

Chanel celebra este martes en París su primer desfile desde la muerte de Karl Lagerfeld, su legendario director artístico que durante 36 años reinventó sin cese la firma de alta costura, manteniéndola en la cúspide de la moda.

El pase en el museo Grand Palais es el más esperado de la Semana de la Moda, que finaliza este martes. Lagerfeld falleció el 19 de febrero a los 85 años y conforme a su voluntad no se celebró ninguna gran ceremonia póstuma. Este desfile será para su público más cercano la ocasión de dar un último adiós al 'káiser' de la moda.

Aunque los desfiles de Londres y Milán celebrados a fines de febrero ya rindieron varios homenajes al diseñador, en París únicamente la firma Chloé -- de la que fue su director artístico durante dos décadas -- distribuyó la semana pasada unas antiguas fotografías suyas en su recuerdo.

El pase de Chanel para el próximo otoño-invierno representa la última colección que Lagerfeld confeccionó para la firma francesa, cuya creación artística asumió en 1983 cuando esta vivía horas bajas.

Su sucesora, Virginie Viard, su colaboradora más cercana durante más de 30 años, asume el difícil cometido de ocupar el lugar de su prolífico mentor, que además de las colecciones, se ocupaba de concebir las excepcionales puestas en escena de los desfiles en París y de fotografiar todas las campañas.

Lagerfeld presentaba a Viard como su "brazo derecho y brazo izquierdo". Ella misma explicó a la AFP en 2015 que se "complementaba" con el diseñador: "Lo entiendo, consigo sublimar sus ideas, comprendí lo que quería hacer con Chanel", dijo.

Viard ya fue la encargada de salir a saludar en solitario al término del último pase celebrado el 22 de enero, el primero al que Lagerfeld faltó por "cansancio". Chanel celebra en París su primer desfile tras la muerte de Lagerfeld

Estrellas en los desfiles

Bajo el impulso de esta estrella de la moda de aspecto inconfundible por su coleta y gafas de sol negras, Chanel dejó de ser en los años 1980 una marca un poco anticuada para escalar a lo más alto de la moda.

Con el paso de las temporadas, Lagerfeld reinventó las colecciones, jugando con los códigos de la marca, empezando por el famoso traje chaqueta de tweed.

Su fundadora, Gabrielle Chanel "habría odiado" su trabajo, afirmaba el creador, famoso por sus frases mordaces.

Lagerfeld también tenía el talento de descubrir modelos que se convertirían en estrellas, entre ellas la francesa Inès de la Fressange, la alemana Claudia Schiffer y la británica Cara Delevingne.

A sus desfiles asistían celebridades de los cuatro rincones del planeta y es de esperar que al del martes afluyan muchas de las estrellas que colaboraron alguna vez con él.

Además de Chanel, Lagerfeld estaba al frente de la firma italiana Fendi y de la que lleva su nombre.

El diseñador de origen alemán fue incinerado tres días después de su muerte en la más estricta intimidad en Nanterre, cerca de París.

"Sólo quiero desaparecer, como los animales en la selva virgen", había dicho a una cadena francesa, rechazando la idea de un entierro.(AFP)

Fotos: Christophe Archambault / AFP

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO