DyeCoo, la empresa holandesa de tintes ecológicos que sustituye el agua por Co2

El tintado de las telas seguramente sea uno de los procesos relacionados con la industria de la moda más contaminantes y dañinos con el medio ambiente de todos cuantos existen. Un proceso que ha contaminado grandes cantidades de agua y de tierra, dañando una gran cantidad de ecosistemas de países como India o Bangladés.

Por esa razón es sumamente importante y revolucionaria la tecnología ideada por la compañía holandesa DyeCoo. Un proceso de tintado que no necesita agua ni productos químicos, y que produce cero deshechos.

Proceso de tintado por Co2

La novedad radica en que en DyeCoo trabajan con la tinción con Co2. Un proceso que no necesita productos químicos para disolver los tintes. Utilizando tintes 100 por cien puros, y con una absorción de más del 98 por ciento. Generando además cero desperdicios.

Para ese proceso la compañía utiliza una tecnología patentada, y probada industrialmente, que sustituye el agua por Co2. En un circuito cerrado y presurizado, el Co2 se convierte en supercrítico (SC-CO). En ese estado, el Co2 tiene un alto poder disolvente, lo que permite que el tinte se disuelva con la máxima facilidad. Y gracias a la alta permeabilidad, los tienes se transportan fácilmente a las fibras. Introduciéndose de manera profunda, y generando colores intensos y vibrantes.

Un proceso ecológico libre de agua y de productos químicos

El gran avance ecológico radica en la ausencia de productos químicos y agua. Por lo que el proceso ni si quiera necesita del tratamiento de aguas residuales. Además el Co2 utilizado se recupera de otros procesos industriales, reciclándolo hasta en un 95 por ciento gracias al sistema de circuito cerrado. Un proceso energética y medioambientalmente eficiente, y además más barato.

El uso de colorantes 100 por cien puros y el sistema de tintado, produce además telas más uniformes en las que el colorante se introduce profundamente en las fibras. Generando piezas de colores intensos y de excelentes calidades.

La ausencia de agua también permite que el proceso sea totalmente independiente geográficamente. Pudiendo realizarse incluso en medio del sahara, si así se quisiera. Esto abre infinitas nuevas oportunidades para la industria textil, permitiendo abaratar precios, acortar plazos, y desconectar de manera definitiva el teñido textil de uno de los recursos más valiosos de la Tierra, el agua.

Photo Credits: DyeCoo.
 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO