Nunca algo tan diminuto hizo tanto ruido en la pasarela parisina: el microbolso de la firma francesa Jacquemus, que cabe en la palma de la mano, dio la campanada en la Semana de la Moda suscitando un apasionado debate entre fashionistas.

El complemento presentado en el desfile de prêt-à-porter el pasado lunes es la versión mini del bolso "Chiquito", vendido a 535 USD, y con el que han posado las famosas más influyentes como Rihanna, Kim Kardashian y Kendall Jenner.

Pero si "Chiquito" como su nombre indica ya era pequeño, la nueva versión concebida por el joven diseñador Simon Porte Jacquemus es tan diminuta que solo puede permitirse lucir una "J" dorada en vez del monograma entero de la marca, con sus 5,2 cm de largo por 8,7 cm de alto (asa incluida).

Para llevarlo, basta con sujetarlo con un dedo. Para llenarlo, algunos usuarios en Twitter sugieren un caramelo Tic Tac, un cabello de Jude Law o algo tan abstracto como su "paciencia".

Y es que el debate --a favor de su innegable originalidad o en contra de gastar cientos de dólares en algo tan poco útil-- está servido en las redes sociales, lo cual para cualquier diseñador es ya un vaticinio de su éxito, al menos comercial.

Jacquemus, de 29 años, es una figura ascendente de la moda. Presente en la Semana de la Moda de París desde 2012, el diseñador es conocido también por sus complementos extragrandes, como bolsos y sombreros de paja, y su estilo inspirado en el sur de Francia, de donde es originario.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO