(Publicidad)
(Publicidad)
Fashion Week masculina de Milán celebra 32 desfiles este fin de semana

La Fashion Week masculina de Milán, que abre sus puertas este viernes, será este fin de semana un escaparate para firmas históricas como Versace, Fendi o Prada, algunos diseñadores emergentes y habrá varios espectáculos que mezclarán, como ya es habitual, colecciones de hombres y mujeres.

Unos 32 desfiles se realizarán en el Milano Moda Uomo, que se inicia por primera vez con el Milano Moda Graduate, selección de los mejores trabajos de alumnos de las escuelas de moda de la península. El evento entrará en lo vivo del tema esta noche con la muestra de la casa de moda italiana Ermenegildo Zegna, por segunda vez bajo la dirección de Alessandro Sartori.

Las grandes marcas transalpinas como Armani, Prada, Fendi o Versace estarán presentes en esta muestra, cuya duración pasó de cuatro a tres días y tendrá cinco desfiles menos. Como lo hace desde hace unos diez años, el "jefe" Giorgio Armani dará la oportunidad a una joven promesa, al recibir el domingo en su teatro milanés al diseñador coreano Munsoo Kwon. Otras marcas famosas que estarán presentes en Milán son Dirk Bikkenbergs (con el británico Lee Wood al mando), N°21 o Frankie Morello, que cerrará la muestra el lunes al terminar la jornada.

Al lado de los grandes nombres desfilarán nuevas marcas: la japonesa Sulvan, fundada en 2014 par Teppei Fujita, GCDS, creada hace dos años por los dos hermanos napolitanos Giordano y Giuliano Calza, o Poan (Peoples of all nations) del diseñador austriaco Georg Weissacher, que ahora está con Vivienne Westwood.

Otras marcas nuevas, que también desfilarán gracias al apoyo de la Cámara Nacional de la Moda Italiana (CMNI), son Christian Pellizzari, Malibu1992, Palm Angels, Sunnei o Wood Wood.

Sector en plena forma

Algunos ausentes importantes en estas colecciones de la primavera-verano de 2018 son Missoni o Jil Sander, que acaba de nombrar a la pareja Luke y Lucie Meier en la dirección artística. Ambas marcas participarán en septiembre en la Fashion Week femenina, un acontecimiento de gran magnitud, donde presentarán simultáneamente sus colecciones masculina y femenina.

Trussardi, Gucci o Bottega Veneta hicieron la misma elección, adoptando la fórmula de moda del co-ed (basada en el nombre en inglés de las escuelas mixtas "coeducational"), que facilita a la vez presentar la moda para hombres a más medios de comunicación y ahorrarse un desfile. Otros hicieron una elección distinta y prefirieron reunir sus colecciones en la cita masculina de junio. Tal es el caso de Dsquared2, Diesel Black Gold, del británico Neil Barrett, y el diseñador croata Damir Doma.

Respecto al promisorio creador belga Cédric Charlier, que se lanzó a la moda masculina en Milán en enero, eligió desfilar en París la semana próxima, también en versión mixta. Esta nueva edición de Milano Moda Uomo se abre el día en que finaliza en Florencia el Pitti Uomo, un 92º salón durante el cual el gobierno reiteró la necesaria colaboración entre Milán y Florencia en materia de moda masculina. El sector muestra su vigor con una facturación récord de 9.000 millones de euros en 2016, con alza de 1,2 por ciento.

A la industria textil italiana en su conjunto también le va bien pese a la crisis, con ventas de 84.000 millones de euros el año pasado, un avance de 1,9%, en particular gracias al mercado exterior. Las exportaciones alcanzaron un valor de 61.000 millones de euros, con un crecimiento de 1,5 por ciento en Europa.

La moda italiana es el segundo sector industrial del país, luego de la mecánica, y representa cerca del 40 por ciento de todo el sector de la moda europea. (AFP)

Foto: Catwalkpictures