No se puede justificar el uso del cuero sin trazabilidad en la industria de la moda

Una nueva denuncia de Peta tiene por objeto agitar la industria del cuero en el sector de la moda, que a menudo pasa por alto la transparencia en la cadena de suministro de los fabricantes, en particular en lo que refiere a la crueldad con los animales.

Una prohibición mundial del uso de pieles y una industria que exige un tratamiento ético de los animales ha eludido en gran medida a los productores de cuero, ya que el cuero sigue siendo considerado un subproducto y por lo tanto se supone que debe estar libre de crueldad.

En una declaración de Manfred Karremann, Peta Germany revela la horripilante crueldad del transporte de animales vivos en la industria del cuero, donde los animales son enviados en largos e infernales viajes por todo el mundo para ser asesinados. Estos viajes pueden a veces llevar muchas semanas a países lejanos donde los animales son posteriormente sacrificados en el sitio para obtener el cuero. Etiquetas como "made in Italy" no revelan nada acerca del origen del cuero o el tratamiento del animal.

Incluso los artículos de diseño más lujosos y de alta gama no aseguran el bienestar del animal, ya que el cuero es el subproducto de mayor importancia económica de la industria cárnica. Otros ejemplos citados por Peta dicen que "la compra de pieles de vacas criadas en los EE.UU. probablemente paga los horrores de la ganadería industrial, incluyendo la castración, la marcación, el descornado de animales, todo ello sin analgésicos".

Una industria de mil millones de dólares

Cada año la industria mundial del cuero sacrifica más de mil millones de animales, siendo China el principal exportador, incluyendo pieles de ganado vacuno y ovino. Incluso los animales domésticos son sacrificados y pueden ser intencionalmente mal etiquetados y vendidos a clientes desprevenidos.

Un contaminante mundial

Los productos químicos cancerígenos utilizados para curtir el cuero contaminan el medio ambiente circundante, poniendo en peligro la vida de los animales y los seres humanos, dice Peta. Dado que el cuero tiene una importancia financiera para la industria cárnica, contribuye enormemente al agotamiento del agua, los combustibles fósiles y las tierras de pastoreo de la industria, así como al cambio climático.

Según Grand View Research, se espera que el tamaño del mercado mundial de artículos de cuero alcance los 629.650 millones de dólares para 2025. El calzado es el mercado predominante y la demanda está creciendo a pesar de la amplia conciencia de sustentabilidad.

Si los consumidores exigen trazabilidad, las marcas se verán obligadas a adoptar nuevas normas y procedimientos. Mientras tanto, se puede consultar la lista de Peta de alternativas al cuero.

Imagen: Cuero vegano de Stella McCartney

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO