Les Wexner (Victoria’s Secret) “avergonzado” de sus vínculos con Jeffrey Epstein

Madrid- No existe ocasión que no desaproveche Les Wexner, fundador y director ejecutivo de la multinacional estadounidenses L Brands, para denostar públicamente la figura del fallecido multimillonario Jeffrey Epstein, íntimo colaborador suyo desde mediados de los años 80 hasta aproximadamente el 2007.

La última vez, este mismo martes. Cuando durante su intervención frente a la junta de inversores de la compañía, Wexner dijo sentirse “avergonzado” de sus vínculos con el financiero. Que fallecía el pasado 10 de agosto en su celda de la cárcel federal de Nueva York, a la espera de hacer frente a las duras acusación que pesaban en su contra por crear una red de tráfico sexual, abuso de menores y explotación sexual.

“Haber estado cerca de él y haber permitido que alguien tan enfermo, tan astuto, tan depravado, haya logrado aprovecharse de mí, es algo de lo que me avergüenzo, pero eso fue en el pasado”, declaraba el propio Wexner durante su intervención frente a los inversores de L Brands, en unas declaraciones recogidas por medios como la CNN o la CNBC. “En algún momento de nuestra vida todos somos traicionados por amigos, y si no lo hemos sido, somos realmente afortunados de haber vivido una vida perfectamente segura”, terminada añadiendo el directivo estadounidense.

Epstein, ¿reclutador de modelos para Victoria’s Secret?

La intervención de Wexner, de 82 años, siguió en todo momento la línea traza por la carta de repulsa que el fundador de Victoria’s Secret emitía a través de su fundación el pasado 8 de agosto. Convirtiéndose en un nuevo intento por parte del directivo de desvincular a L Brands de cualquier clase de responsabilidad sobre las “aborrecibles” prácticas del financiero.

“Si bien el Sr. Epstein actuó como administrador personal de la fortuna del Sr. Wexner por un periodo de tiempo que terminó hace casi 12 años, no creemos que haya sido empleado ni haya sido representase autorizado de la compañía”, se encargaba de señalar un portavoz de L Brands. Cuya junta directiva reconocía, hace apenas unos meses, haberse visto obligada a contratar un servició externo de investigadores y abogados, con la finalidad de llevar a cabo una “revisión exhaustiva” de los vínculos entre Wexner y Epstein.

Todo ello después de que se saltara la noticia de que miembros de la propia L Brands habían tenido constancia durante la década de los 90, y así se lo habían hecho saber entonces a su presidente, de que Epstein llegaba a presentarse como “reclutador de modelos” de Victoria’s Secret, una de las principales firmas del grupo estadounidense. Excusa con la que según Maria Farmer, trabajadora de Epstein, decenas de chicas acudían a la mansión en Nueva York del financiero. O que también habría empleado frente a modelos como Elizabeth Tai o Alicia Arden, que reconocía que Epstein se aproximó a ella en el 97 bajo esta premisa, para más tarde atraerla a su habitación de un hotel en Santa Monica y agredirla.

Conexión con las agencias de modelos MC2 y Next

A pesar de los constantes rumores, Epstein permanecería ligado al fundador y director ejecutivo de L Brands hasta el año 2007. Periodo que habría aprovechado, según reconocía el propio Wexner a través de su carta de principios del mes de agosto, para realizar un desfalco en su fortuna personal de más de 46 millones de dólares. Pero que sin embargo no impidió que Victoria’s Secret continuase trabajando junto a la agencia de modelos cercana a Epstein MC2 Model Management. Cuyo fundador, el francés Jean-Luc Brunel, ha sido acusado de formar parte de la red de tráfico sexual de Epstein, como pieza “clave” y “uno de los principales proveedores” de menores del financiero.

“El único vínculo de amistad entre ellos parecía ser que Brunel podía conseguir decenas de chicas menores de edad y alimentar así el gran apetito de Epstein y Maxwell. Jeffrey Epstein me dijo que había tenido sexo con más de mil chicas de Brunel”, apuntaba a través de unas declaraciones recogidas por el medio francés rfi Virginia Roberts Giuffre, quien reconoce haber sido exclama sexual de Epstein y de Ghislaine Maxwell desde los 15 hasta los 18 años. “Dirigía una agencia de modelos y tenía un arreglo con las autoridades estadounidenses para obtener pasaportes y otros documentos de viaje para chicas jóvenes, que tenían entre 12 y 14 años. Luego las llevaba a Estados Unidos con fines sexuales y las entregaba a sus amigos, incluido Epstein”. “Creo que Jean-Luc Brunel las traía de Europa del Este”, después de ofrecerles “un trabajo como modelo”.

Además de con la agencia MC2, cuyas modelos llegaron a formar parte del desfile de Victoria’s Secret de 2015, también se relaciona al financiero con la agencia Next Management fundada por Faith Kates, una de las más grandes de la industria. A cuyas oficinas de Nueva York acudía regularmente el financiero, y de la que Brunel llegó a ser propietario de cerca del 25 por ciento.

Una relación que sin embargo la propia Faith Kates quiso desmentir a través de su abogado, que afirmaba, según relata el medio estadounidense The Daily Beast, que Epstein pasaba por las oficinas “en ocasiones” simplemente para saludar, pero que nunca asistió a reuniones ni tuvo ninguna clase de relación comercial o financiera con Next. Hecho que desmienten algunos trabajadores de la propia agencia o una amiga de la modelo Alina Puscua, miembro de Next, portada de Play Boy, ex ángel de Victoria’s Secret y antigua compañera sentimental de Epstein. Quien declaraba al Post que “sin Jeffrey, ella nunca hubiera conseguido el trabajo de Victoria’s Secret”.

Photo Credits: L Brands, página oficial.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO