Carolina Herrera se viste de Delpozo durante la Semana de la Moda de Nueva York

Madrid – Aunque Josep Font haya desaparecido de nuestras vidas, todavía no se sabe bien por cuanto tiempo, la impronta que dejase durante los cerca de seis años (2012-2018) que permaneció liderando el resurgimiento de Delpozo se antoja día tras día más profunda. Una alargada sombra sobre la que parecen posar sus ojos, cuales narcisos sobre un reflejo de sutil belleza, desde marcas de fast-fashion a directores creativos de toda índole. El último de ellos Wes Gordon, director creativo desde hace dos años de la casa Carolina Herrera. Responsable de presentar la última propuesta de la firma para la temporada Otoño/Invierno 2020/2021, dentro del marco de la Semana de la Moda de Nueva York. Pasarela que arrancaba el pasado 7 de febrero y que culminará hoy, día 12, con los desfiles de —entre otros— Michael Kors, Alejandra Alonso Rojas y Marc Jacobs.

Durante el desfile, celebrado el pasado lunes 10 de febrero, sin duda alguna Gordon logró presentar una de sus colecciones más sólidas y aplaudidas al frente de Carolina Herrera. Una propuesta que llamó poderosamente la atención por sus rotundas formas arquitectónicas y por unas atrevidas tonalidades cromáticas que nadaban desde los rosas fucsias, a los intensos amarillos mimosa, rojos amapola, verdes bosque, azules aciano y brillantes naranjas clementina, con el blanco como hilo unificador de la colección. Colores que aparecían tanto en formato sólido como protagonizando toda clase de estampados, y que junto a la inspiración floral de las prendas, no podía dejar de recordar a aquellas mismas colecciones que Font presentase igualmente desde Nueva York durante su etapa al frente de Delpozo. Como suele decirse la naturaleza siente horror hacia el vacío, y todo hace indicar que Gordon estaría más que dispuesto a ocupar la posición de adalid de ese florido jardín de ninfas, corales y motivos vegetales que dejase desatendido Font tras su marcha de Delpozo a finales de 2018.

Ricas telas satinadas y vestidos globo

Como principales diferencias respecto del español, Gordon apostó por prendas de volúmenes más exagerados, donde el ritmo de las telas y el bailes de los brillos y las sombras se encargaron de dominar sobre la pasarela. Vestidos largos, lácidas capas, transparencias, volantes de tul y ricas telas satinadas y troqueladas con motivos florales, se encargaron de terminar de dotar a la colección de su propio aire distintivo. Al tiempo que la imagen de otro español, la del gran Cristóbal Balenciaga, también se hacía presente. En su caso de la mano de esos vestidos saco y los cortos y originales vestidos globo con los que Gordon terminaba de armar su colección.

“Durante este tiempo al frente de la casa mi obsesión ha sido la de traer a la marca tanto coló como me fuera posible. Amo el color, me encantan las combinaciones de colores inusuales”, declaraba el propio diseñador a la agencia AFP instantes después de terminar el desfile. Objetivo con el que trata de contrarrestar a estos tiempos “grises y de incertidumbre”. Por ello “trato de que mi vida, y todos los aspectos sobre los que puedo decidir, sean lo más coloridos posibles”.

Photo: Carolina Herrera John Lamparski / GETTY IMAGES NORTH AMERICA / AFP

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO