De Kering a PVH: oleada de donaciones frente a los incendios en Australia

Madrid – Después del apoyo mostrado tras trágicos sucesos que conmocionaron a la opinión pública a lo largo del último año, como el incendio de la Catedral de Notre-Dame o los incendios del Amazonas, la industria de la moda vuelve a hacer gala de su faceta más solidaria. En esta ocasión, anunciando cuantiosas donaciones para luchar contra los incendios forestales que vienen asolando Australia durante los últimos meses, así como en ayuda para los centenares de miles de afectados.

Entre aquellas que más fondos han prometido, encontramos a la multinacional francesa especializada en la industria del lujo Kering. Propiedad de la familia Pinault y dueña de enseñas tan conocidas como Gucci, Saint Laurent, Balenciaga, Brioni o Alexander McQueen, la compañía ha prometido a través de un comunicado la donación inmediata de 1 millón de dólares australianos. Fondos que irán dirigidos a las organizaciones locales que los expertos en sostenibilidad del grupo consideren más adecuadas.

“En respuesta a la crisis de incendios forestales que vive Australia, la familia de marcas Kering se une para apoyar los esfuerzos de los australianos en su lucha contra los incendios”, se encargaba de señalar la compañía, sobre una donación que vendrá acompañada de diferentes iniciativas de carácter solidario que pondrán en marcha a su vez diferentes marcas del grupo. Así como de futuros programas a largo plazo de reforestación y biodiversidad que pondrá en funcionamiento la multinacional.

Cuantiosas ayudas y muestras de apoyo desde PVH, Tapestry y Boardriders

Entre las demás compañías que también se han sumado a emprender activamente acciones para hacer frente a la desoladora situación que afecta al país, encontramos a la estadounidense PVH, matriz de firmas como Calvin Klein o Tommy Hilfiger. Que ha prometido una donación de 100.000 dólares a la Cruz Roja australiana y a otra organizaciones, destinados al rescate y la ayuda de los afectados, así como a labores de recuperación y reconstrucción a largo plazo. Cantidad a la que se sumarán todos los beneficios obtenidos por sus marcas Calvin Klein, Tommy Hilfiger y Van Hausen en Australia durante todo el mes de enero.

“Estamos devastados ante los trágicos incendios forestales que están afectando a las personas,, las comunidades y el entorno natural de nuestro hermoso país”, se encargaba de señalar Michael Gazal, presidente de PVH Australia. “Nuestros pensamientos están con todos los afectados por este desastre”, añadía, aprovechando su comunicado para agradecer “a los valientes bomberos, a los voluntarios y al personal de emergencia por todo su tiempo y los recursos que emplean en su continuo esfuerzo por hacer frente a esta situación”.

Con una cantidad similar, otros 100.000 dólares estadounidenses, contribuirá la multinacional norteamericana Tapestry, matriz de las firmas Coach, Kate Spade y Stuart Weitzman. Fondos que del mismo modo irán destinados a la Cruz Roja Australiana a través de una donación de Cáritas América (CAF), y que se emplearán a labores de apoyo a las personas afectadas por los incendios. Una cifra que se verá incrementada con las donaciones que se decidan a hacer por la misma causa los propios empleados de la compañía, y que desde su dirección anuncian que la multinacional igualará.

“Si bien lo que se ha perdido no se puede reemplazar, queremos ayudar en la medida de lo posible a reparar y reconstruir las comunidades afectadas por este desastre”, señala Jade Zeitlin, presidente y director ejecutivo de Tapestry.

Tampoco ha dudado en contribuir la multinacional especializada en prendas y material deportivo Boardriders, matriz de las firmas Quiksilver, Roxy, DC Shoes y Billabong. Que ha prometido donar el 100 por cien del beneficio obtenido en las plataformas digitales de todas sus marcas en Australia, generado durante el próximo fin de semana (del 11 al 12 de enero). Dando a su vez la posibilidad de que todos sus empleados cojan dos días laborables —remunerados— para actuar como voluntarios frente a los incendios.

“Estamos devastados al ver la destrucción de las comunidades locales, las propiedades y lo hábitats naturales y de vida silvestre de Australia”, señalaba mediante un comunicado Dave Tanner, CEO de Boradriders. “Nuestros pensamientos y oraciones están con todos los afectados por esta crisis, a quienes les enviamos todo nuestro apoyo”, añadía el máximo directivo de la multinacional, al tiempo que no descartaba emprender nuevas medidas de apoyo a medida que se desarrollen los acontecimientos.

Photo Credits: Cruz Roja de Australia.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO