(Publicidad)
(Publicidad)
El International Woolmark Prize ya tiene ganadores

La diseñadora Bodice Ruchika Sachdeva, Christopher Bevans de DYNE y Matthew Miller son los ganadores del Premio Internacional Woolmark de este año.

Matthew Miller y Bodice (naturales de Inglaterra e India), han sido galardonados con el Premio Internacional Woolmark de ropa de hombre y mujer respectivamente, presentado en un evento especial durante Pitti Uomo en Stazione Leopolda en Florencia. Además, DYNE (Estados Unidos), ha sido el gandor del Premio de Innovación inaugural.

Para la votación, el Premio contó con un jurado de excepción compuesto por figuras de la talla de Amber Valletta, Elizabeth Von Guttman, Emanuele Farneti, Miroslava Duma, Nonita Kalra, Phillip Lim o Riccardo Vannetti, además de representantes de la red de socios minoristas del Premio Internacional Woolmark.

El talento británico premiado por su propuesta masculina

Para el editor en jefe de Vogue Italia, Emanuele Farneti, Matthew Miller presentó una colección equilibrada con precios atractivos: “Ha mostrado una colección masculina con un buen equilibrio entre innovación, viabilidad comercial y piezas urbanitas”.

Inspirado por el diseñador y filósofo Dieter Rams, el diseñador británico partió de la idea: “la forma sigue a la función”, para agregar elementos multifuncionales adaptados a diferentes entornos, como el sistema de cinturones de algunas de sus prendas que las convierten en un accesorio para climas más cálidos. Miller trató la lana en una gran variedad de formas que incluyen tratamientos innovadores para crear telas resistentes al agua y además, eliminó la necesidad de cierres de plástico mediante el uso de materiales reciclados como el mármol. Usando lana Merino australiana que varía entre 17.5 y 20.5 micras, la colección multicapa Matthew Miller reflejaba la filosofía de diseño de la marca, desarrollando el carácter inherente de cada pieza.

“Ganar este premio es increíble, es un sueño hecho realidad”, comentó el diseñador. “Estar en la lista junto a los ganadores anteriores de este premio es el próximo nivel”.

El talento hindú se alza con el premio por su propuesta femenina

Bodice por su parte, ha sido elegida como la ganadora de ropa de mujer, alabada por la técnica y el proceso de fabricación. Inspirada en su abuela, que solía reciclar saris y convertirlos en edredones, la diseñadora partió de prendas desechadas para transformalas a través de las técnicas tradicionales de reciclaje en prendas cargadas de creencias culturales que ayudan al bienestar. Para su producción, colaboró con tejedores tradicionales alentándolos a adoptar un enfoque menos ortodoxo que el de las técnicas tradicionales, dando como resultado una elegante colección en honor a la lana merina australiana y los artesanos de su país.

Bodice también trabajó con Bio-Dye en Sawantwadi (India central), que fabrica todos los colores presentes en la naturaleza con una paleta cromática que mezcla el azul marino y el verde bosque con pasteles rosados, una combinación segura para la piel, según las antiguas prácticas de Ayurveda. Completando el enfoque holístico de su propuesta, la diseñadora añadió botones fabricados con materiales renovables como la cáscara de coco, la concha marina yo la madera.

Según palabras del diseñador Phillip Lim, la colección de Bodice es “absolutamente reflexiva, desde los ingredientes y los tintes utilizados hasta la aplicación y todo lo demás, su colección realmente representa a una mujer moderna”, afirmaba.

Para la diseñadora, este galardón significa mucho: “Es una gran oportunidad para expandir lo que hago y seguir haciéndolo. Tener la oportunidad de trabajar con estos pequeños talleres tradicionales es increíble”.

La innovación estadounidense se lleva la palma

En cuanto al primer Premio a la Innovación impulsado por Future Tech Lab, el ganador fue Christopher Bevans de DYNE, y la encargada de presentarlo fue Miroslava Duma quién destacó el talento del creador: “En mi opinión, definitivamente era la líder en innovación. Los chips NFC que ha introducido en su colección, y la fabricación del equipo de snowboard, son realmente innovadores. Es un creador que piensa en la tecnología con cada una de sus propuestas”.

Inspirada en la aparición del snowboard en la década de los ochenta, su chaqueta de lana tipo bomber con un chip NFC resistente al agua para rastrear a los usuarios en avalanchas, pretendía cerrar la brecha entre la marca y el consumidor, y fue su pieza estrella.

“Es un honor para mi ganar este Premio, nos esforzamos mucho en el tema tecnológico y ser reconocido por ello es increíble”, comentaba el creador.

El Premio Internacional Woolmark, un reto que une pasado y futuro

El el Director Ejecutivo de The Woolmark Company, Stuart McCullough, se mostraba muy satisfecho con esta última Edición: “Hemos visto a los mejores diseñadores emergentes del mundo presentar una verdadera celebración del diseño de moda y la innovación, con la lana Merino australiana como tema principal. Cada año la competencia es feroz y este año no ha sido menos. También me gustaría felicitar a las fábricas e hiladoras que han suministrado las etiquetas con telas e hilos de lujo y han ayudado al desarrollo de fabricaciones innovadoras”.

Más de 65 diseñadores de más de 60 países han sido nominados en este año, y los finalistas representan a seis regiones diferentes de todo el mundo: SixLee y KYE (Asia), Blair Archibald y Harman Grubiša (Australia y Nueva Zelanda), Matthew Miller y Le Kilt (Islas Británicas), L'Homme Rouge y David Laport (Europa), Antar-Agni y Bodice (Subcontinente indio y Medio Oriente) y DYNE y Zaid Affas (Estados Unidos).

Tanto Matthew Miller como Bodice recibirán cada uno 200,000 dólares australianos para ayudar a apoyar el desarrollo de su negocio. También recibirán apoyo continuo de mentores de la industria, la certificación de Woolmark por su colección, y la oportunidad de comercializar sus prendas en algunos de los Grandes Almacenes y Boutiques más prestigiosos del mundo como Harvey Nichols, Lane Crawford, LECLAIREUR o mytheresa.com.

Photo Credits: International Woolmark Prize