Madrid- Tras el sorprendente y espectacular incendio de la Catedral de Notre Dame, los grandes grupos de moda franceses se vuelcan con la reconstrucción de este “símbolo de Francia”, anunciando unas donaciones por valor de 300 millones de euros.

Kering y la familia Pinault anuncia una donación de 100 millones

La primera en pronunciarse fue la familia Pinault. Que anunció que donará 100 millones de euros para la reconstrucción de la catedral de París tras el incendió que la asoló el pasado lunes. Una donación que se realizará a través de la sociedad de inversiones Artémis, que cuenta con más de 30.000 millones de euros en activos. Entre ellos la casa de subastas Christie’s o el Grupo Kering, dueño de marcas de moda tan conocidas como Gucci, Yves Saint Laurent o Balenciaga.

“Esta tragedia nos ha golpeado a todos los franceses, y mucho más a todos los que estamos vinculados a unos valores espirituales”, apuntaba el presidente de Kering, François-Henri Pinault, en unas declaraciones recogidas por la agencia europa press. “Frente a un drama así, todos deseamos recuperar cuanto antes esta joya de nuestro patrimonio”.

LVMH dona 200 millones para Notre Dame

Tras el anuncio de la familia Pinault, fue el grupo Louis Vuitton Moët Hennessy (LVMH) el que anunció que haría una donación de 200 millones de euros. “La familia Arnault y el grupo LVMH, solidarizándose con esta tragedia, se movilizan por Notre Dame. Haciendo una donación por una suma total de 200 millones de euros destinados al fondo de reconstrucción de esta obra de arquitectura, que forma parte de la historia de Francia”, explicaba el grupo LVMH a través de su cuenta oficial de Twitter.

El grupo de la familia Arnault, ha anunciado además que pondrá a disposición de las autoridades francesas todo su equipo de creativos, arquitectos y financieros, para ayudar en la reconstrucción de Notre Dame y en la recolección de los fondos para esos trabajos.

Donaciones por valor de 700 millones de euros

A los grandes emporios de la moda francesa, se han sumado compañías como L’Oreal y las familias Bettencourt-Meyer y Bettencourt-Schueller Foundation, que han anunciado una aportación conjunta de 200 millones de euros.

La compañía petrolera Total, contribuirá con otros 100 millones de euros, de acuerdo a lo anunciado por su consejero delegado Patrick Pouyanné también a través de Twitter.

El banco BNP y la empresa publicitaria JCDECAUX se han comprometido con otros 20 millones de euros de cada uno. Societe Generale, AXA o la agencia de crédito Fitch, con otros 10 millones respectivamente. Y las empresas tecnológicas Cap Gemini donará un millón más. Mientras que Tim Cook, consejero delegado de Apple, ha anunciado que la compañía también colaborara, pero sin hacer pública la cantidad que asignará al proyecto de reconstrucción. Vinci, Saint Gobain o la compañía aérea Air France, son otras de las empresas que también participarán de diferentes maneras en la reconstrucción de Notre Dame.

Una colecta ciudadana

Además del apoyo de las grandes compañías y empresas del país galo, la Fundación del Patrimonio, encargada de organizar campañas de donaciones, ha puesto en marcha una incitativa a través de su página web que ya suma más de 3,3 millones de euros.

La ciudad de París aportará, según ha anunciado la alcaldesa de la ciudad Anne Hidalgo, 50 millones de euros. Mientras que las regiones de Auvernia-Ródano-Alpes e Ille de France donarán dos y diez millones respectivamente, y el Banco Central Europeo nuevo millones más.

 

Noticias relacionadas

MÁS NOTICIAS

 

ÚLTIMAS OFERTAS DE TRABAJO

 

LO MÁS LEÍDO