• Inicio
  • Noticias
  • Moda
  • Reconocimiento internacional al cuero vegano y natural de “Piñatex”: la española Carmen Hijosa, nominada al European Inventor Award 2021

Reconocimiento internacional al cuero vegano y natural de “Piñatex”: la española Carmen Hijosa, nominada al European Inventor Award 2021

Por Jaime Martinez

6 de mayo de 2021

Moda

Madrid – La empresaria y emprendedora española Carmen Hijosa acaba de ser nominada como una de las finalistas al premio European Inventor Award de 2021 por sus labores de investigación y de desarrollo al frente de Piñatex. Una alternativa vegana y natural al cuero animal creada por Hijosa, obtenida a partir de las hojas de la piña. Un material de deshecho que es empleado a modo de materia prima bajo el patentado sistema de producción de Piñatex, permitiendo como resultado obtener unas fibras con una suavidad y una calidad que nada tiene que envidiar a las que muestra el cuero tradicional animal, permitiendo además con ello un mejor uso de los recursos durante su proceso de fabricación. Consecuencia de la falta de necesidad de tener que emplear ni tierras, ni agua ni ninguna clase de recurso adicional, más allá de los dedicados al cultivo de unas piñas destinadas al consumo.

Creado en el año 2006 por la Oficina Europa de Patentes (EPO), el galardón, ensalzado como unos de los certámenes más prestigiosos en su categoría, busca servir de justo reconocimiento a la creatividad y la innovación mostradas por emprendedores, como Hijosa, de todas las partes del mundo. Entendida así misma su entrega como una manera de incentivar el desarrollo de pulsiones similares a las mostradas por todos aquellos finalistas y ganadores que se reúnen, año tras año, en torno a la ceremonia de entrega del premio. Un impulso por tanto a favor de la innovación y la investigación, que bien queda representado de la mano del trofeo en forma de vela del que se le hace entrega a los premiados. Trofeo diseñado por la diseñadora industrial alemana Miriam Irle que, en una muestra más de esa simbología, cada año se fabrica en un material diferente.

Piñatex: un cuero vegano y natural obtenido a partir de desechos

Con una presentación de candidaturas en abierto que permite el que, en su primera fase, cualquiera pueda nominar a un inventor o emprendedor como aspirante al premio, ha sido el jurado de expertos independientes, seleccionado por la EPO, el encargado de realizar la selección final de aspirantes, después de un largo proceso mediante el que se evalúan, “rigurosamente”, todas las propuestas presentadas. Un proceso mediante el que se aseguran que las candidaturas finalistas se ajustan a los requisitos del premio, entre los que se encuentra el deber de los aspirantes de haber obtenido una patente europea, así como el de haber, ya no solo logrado importantes avances tecnológicos en su campo, sino también con ellos unos beneficios que hayan repercutido de manera positiva en los ámbitos tanto económicos como sociales de la sociedad. Condiciones que en todo caso han encontrado validadas sobre la candidatura de Hijosa, cuyo innovador cuero vegano no solo contribuye a alumbrar una industria de la moda más sostenible, sino también más ética, contribuyendo con su producción a mejorar las condiciones de vida de un amplio número de familias de Filipinas.

Fue precisamente durante los años en los que trabajaba como consultora de diseño textil en este país del Sudeste Asiático, cuando Hijosa se percató del tremendo impacto ambiental, y de las pésimas condiciones de trabajo, que se daban asociadas a los trabajos de curtiduría y de producción del cuero animal. Decidiéndose entonces a emprender un largo proceso de investigación desde el que reformular las bases de ese modelo tradicional, inspirándose para ello en las fibras trenzadas con hojas de piña que, durante más de 300 años, han venido trabajando de manera artesanal en Filipinas.

Inspirada por toda esta cultura textil en torno a la hoja de la piña, Hijosa terminaba por alumbrar un innovador producto textil, bajo el nombre de “Piñatex”, que se presenta como una alternativa vegana y natural al cuero animal, obtenido a partir de las hojas de la piña. Material de desecho del que, mediante unos procesos de producción patentados, se extraen sus fibras de celulosa para conformar una suerte de fieltro, que más tarde, y en una concatenación de procesos, se termina por tejer, lavar, teñir, prensar, secar y, por último, ablandar, dando como resultado final un tejido sobre el que es posible hasta reproducir el característico grano que presenta el cuero animal. Unas fibras textiles de “Piñatex” que Hijosa comercializa a través de Ananas Anam, una start-up que fundó en el año 2013.

Una iniciativa tan sostenible, como ética

Como resultado de esta decidida apuesta de Hijosa a favor de una moda más ética y comprometida con nuestro entorno, a día de hoy, a través de Ananas Anam, la emprendedora emplea a cerca de unas 10 personas en sus oficinas de Londres, al tiempo que mantiene operativos puntos de producción tanto en España como en Filipinas. País en el que además colabora con el mayor colectivo filipino de cultivo de piña, contribuyendo a dotar de ingresos adicionales a cerca de las 700 familias vinculadas a de dicha asociación, encargada de suministrar a la compañía las hojas de la planta de la piña de las que hace uso para la fabricación del cuero vegano de “Piñatex”. Una alternativa por la que apuestan ya cerca de 3.000 marcas de 80 países, y que puede ser empleada tanto en el ámbito de la moda y de los complementos para la fabricación de zapatillas, chaquetas, carteras o bolsos, como en otros sectores tan dispares como los de la decoración o el del automovilismo.

“Hoy en día, el impacto de la producción del ganado vacuno, como está pasando en sitios como el Amazones, es un desastre ecológico”, como demuestra el que “están talando parte de la selva para poner ganaderías enormes y cultivar soja para alimentar los animales”, explicaba la propia Hijosa en unas declaraciones a la Agencia Efe. Declaraciones de las que igualmente hacía uso para remarcar cómo Piñatex contribuye positivamente a generar “un impacto social, ecológico y económico importante en las comunidades de todo el mundo”, gracias al uso como materia prima de un material de “desecho de la agricultura” como lo es la hoja de la piña, con la que contribuye a una producción que “impacta menos en el medio ambiente que la fabricación del cuero” tradicional.

“Cada año se descartan más de 27 millones de toneladas de biomasa residual procedente del cultivo de la piña”, explican desde la Oficina Europa de Patentes. Una cantidad que, según Hijosa, valdría por sí sola para reemplazar todo el cuero animal que se produce anualmente, en estos momentos y a nivel mundial, con destino a la industria del calzado, y todo ello “sin utilizar tierras ni recursos adicionales”. Un objetivo sobre el que viene esforzadamente trabajando desde su posición como fundadora y directora creativa de Ananas Anam, y que han permitido a la compañía posicionarse, destacan desde la EPO, como “líder en el mercado en un momento en el que los consumidores están ejerciendo presión por disponer de una oferta con opciones mucho más sostenibles”.

15 finalistas en 5 categorías

Junto a Hijosa, han sido un total de 15 los nominados a la edición de este año 2021 del European Inventor Award. Premio organizado en torno a 5 categorías, a las que habría que sumar el premio por votación popular —sobre el que cualquiera puede pronunciarse a través de la página oficial de la EPO—, cuyos ganadores se darán a conocer el próximo 17 de junio de 2021, a lo largo de una ceremonia digital y en abierto que será retransmitida en directo.

Así pues, entre los nominados a los premios de este año, en la categoría de “Industria”, se encuentran el noruego Per Gisle Djupesland, los alemanes Christoph Gürtler y Walter Leitner, y el neerlandés Jan van der Tempel. En la categoría de “Investigación”, el italodanés Marco Donolato, el austríaco Robert N.Grass y el suizo Wendelin Stark, y los franceses Mathias Fink y Mickael Tanter. En la de “países que no pertenecen a la EPO”, por su parte aspiran al premio dentro de esta categoría la pareja china formada por Bo Pi y Yi He, la formada por el estadounidense Kim Lewis y el ruso Slava S. Epstein, y la estadounidense de origen indio Sumita Mitra.

En cuanto a las dos categorías restantes, dentro de la de “Pymes” es donde encontramos a la española Carmen Hijosa, junto a los británicos Ben Kibel y Pete Kibel, y la pareja sueca formada por Henrik Lindström y Giovanni Fili. Aspirando por último al premio European Inventor Award en la categoría de “logro a toda una vida”, al alemán Metin Colpan, la serbioestadounidense Gordana Vunjak-Novakovic y el igualmente alemán Karl Leo.

“Durante el pasado año destacó más que nunca la importancia con la que contribuyen desde los científicos a los investigadores, los inventores y los emprendedores, a la hora de impulsar todos esos avances que contribuyen a mejorar nuestras vidas”, remarca António Campinos, presidente de la EPO. “Los finalistas de este año al European Inventor Award 2021 son asimismo brillantes ejemplos del ingenio y de la creatividad que impulsan el progreso tecnológico, y que sirven para allanar el camino hacia la creación de empleo y el crecimiento económico”. “Cada uno de estos excepcionales finalistas”, subraya Campinos, “es un pionero en su respectivo campo que ha hecho una contribución tangible para superar algunos de los desafíos más urgentes de la sociedad”.

Photo Credits: European Patent Office. / Ananas Anam.